Fundación Presente: Ayudándonos a promover la importancia de la asistencia a clases

Desde comienzos de año, nuestro colegio, junto a los otros tres establecimientos que pertenecen a la Fundación Loyola (FEL)Colegio San Alberto, Escuela San Ignacio Calera de Tango y Escuela San Ignacio de Loyola Valparaíso – cuenta con la asesoría de la Fundación Presente, que es la única organización en Chile dedicada a prevenir ausentismo escolar crónico.

Esta asesoría comenzó en el Colegio San Alberto y luego se sumó el CJAL y las dos escuelas. Pero ¿cuál es la importancia de esta intervención y cómo se realiza? María Koch, Directora de Implementación de la Fundación Presente, comenta que el trabajo que realizan busca generar cambios culturales en la comunidad escolar y generar cultura de la valoración de una asistencia desde la mirada pedagógica. “El ausentismo es el primer y más importante predictor de la exclusión escolar. Por otro lado, hemos investigado que todos los estudiantes que tienen ausentismo crónico – que es faltar cuatro semanas al año – tienen un sinfín de consecuencias tanto académicas como psicosociales a corto y largo plazo que afectan el desarrollo de niños y niñas. Hemos visto que los más bajos resultados en el SIMCE, por ejemplo, son de familias que no valoran la asistencia a clases… el ausentismo también aumenta posibilidades de caer en adicciones, cesantía y bajos sueldos en el futuro, entre muchos otros”, advierte.

Para revertir lo anterior, María cuenta que el trabajo de la Fundación se centra, principalmente, en cinco acciones al interior de los colegios y escuelas para ir cambiando el hábito del ausentismo, como ha ocurrido en el nuestro: seguimiento quincenal con un “comité de asistencia” para ir aterrizando los cambios, talleres de equipo escolar donde cuatro veces al año capacitan a todos los colaboradores de las comunidades educativas, talleres para apoderados con estudiantes con baja asistencia donde se les invita a actividades de reflexión a través de los profesores para ir generando este cambio cultural, y difusión mediante campañas comunicacionales.

A tu juicio ¿cuál es la raíz del ausentismo?
Hay una falta de valoración… los apoderados no saben y no entienden el impacto que tiene no mandar a sus hijos/as a clases y los estudios muestran que no saben cuánto están faltando, por lo que no suman ni consideran importantes las pequeñas inasistencias. Eso se va sumado y el ausentismo crónico va dañando el aprendizaje. Por otro lado, los establecimientos están acostumbrados a trabajar el tema de la asistencia con un refuerzo o reconocimiento, pero eso es insostenible, porque hay que cambiar la base de esa idea, logrando que el premio sea valorar los contenidos y el desarrollo del aprendizaje. Así, además, potenciamos que cuando un estudiante va al colegio un día de lluvia se esfuerza y se abriga, adquiere habilidades para la vida… dificultades siempre va a haber, pero queremos que los padres se motiven a solucionarlo.

¿Cómo has visto el ánimo de nuestra comunidad para participar en las actividades propuestas por ustedes como Fundación?
Ha sido super positivo. En general, los colegios y escuelas agradecen muchísimo, ven el cambio y piensan que es importante, los talleres funcionan bien y los resultados son muy positivos, porque se quedan con cosas interesantes y rescatan maneras de hacerlo que antes no tenían. Ejemplo de ello es un panel de asistencia que instalamos en las entradas… los usamos para reconocer mensualmente y con eso se sienten súper motivados.

Más información en: https://programapresente.com/